13 respuesta a “Mis diez libros entrañables”

  1. 1. Pedro páramo: los saltos en el tiempo, en la estructura, een el paisaje y en el idioma.
    2. Piedra de sol: el poema de Paz que me estremece todavía, al leerlo en voz alta, el recordar que caminamos por un hermoso, de solar y mágico laberinto de espejos y de espejismos y y que por instantes el amor nos da ocasión de atravesar el umbral.
    3. Rayuela: el estar y no del todo del lado de aquí y del lado de allá, que a veces los único consecuente es dejarse caer.
    4. Otras inquisiciones: para mí es el libro de ensayo literario por excelencia, regreso cada tanto al idioma analítico de John Wilkins.
    5. La visión de los vencidos: nos comparte una perspectiva sobre la gestación nuestra cosmovisión mestiza. Los manifiestos de Zapata en nahuatl, los presagios funestos, la duda de Moctezuma.
    6. Don quijote: no recuerdo lectura que me haya hecho reír tanto.
    7. El corazón es un resorte: alrededor de la metáfora nos recuerda que la mejores herramientas para saber del mundo no son los sofisticados dispositivos electrónicos, sino la imaginación, la inquietud; la lengua materna.
    8. Historia del nombre y la fundación de México: además de eso también podemos asomarnos a los rudimentos de la religión universal, el lugar de uno es, coincidentemente, el ombligo del mundo y la violenta transición del culto lunar al solar.
    9. El principito/Alicia en el país de las maravillas: El inicio de la aventura por las letras, el darse cuenta que el mundo puede ser locuaz y bello, y si nos descuidamos se va volviendo en una máquina.
    10. Contra el tiempo: me gusta la propuesta del instante como revuelta, como salida tangencial.
    Gracias Alma inspiradora Delia, por invitarnos inesperadamente a esta tertulia de libros y recuerdos.

  2. ¡Vaya que me sorprendiste!
    Me encantó la forma como presentas a Dostoyevski, de mis favoritos y siempre intrigante y profundo.

    Tomo de tu lista a Kadaré, nunca lo he leído pero me llama la atención su descripción.

    Gracias por las buenas recomendaciones.

  3. Alma. Muchas Gracias por compartir.
    Haremos lo necesario por buscar los que nos faltan y tratar de empatar empatías.

    Sólo por agregar a la consideración, mi favorito:
    El Otoño en Pekín, de Boris Vian.
    La manipulación de la realidad por el poder que dan las letras.

  4. No he leído Integra ni Chin-Chin. Coincido plenamente en tu sentir y acarreo con los Hermanos Kamarazov. Esa misma sensación tuve con el Corazón de las tinieblas, con Movidi y con Fortunata y Jacinta. Ya ves qué revoltijo.
    Un abrazo grande, y cuídate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *