59 respuesta a “Encerrados y desnudos”

  1. Alma Delia: te he estado siguiendo en Twitter, ahora por acá, voy a comprar algunos libros tuyos y solo quiero darte las gracias por ser una escritora tan chingona, tan tremenda, tan comprometida y tan estupenda…
    Leerte es una bocanada de aire fresco, es degustar una ciruela madura y dulce, es vivir
    Gracias en verdad

    Jorge

  2. Maravillosa reflexión.
    Desnudez o su evasión, como grito de pertenencia. Y sí, la casa y su uso implica todo ello, incluso la terrible sensación de desplazamiento y pérdida.

    Agradezco leerte querida maestra,

  3. Que el encierro nos conecté con el cuerpo y con el alma, es el mejor de los deseos en ésta cuarentena, un gran abrazo y gracias por tan hermosa reflexión.

  4. Cierto, la casa es ese segundo vientre, como tambien dice Guillermo Fadanelli, y agregaría que ahí intentamos estar cómodos, seguros, resguardados de los humores externos; este encierro voluntario está permitiendo conocer los rincones no visitados por las prisas de la vida externa, y debiera servir para ir hacia esos sitios del alma, desnudandose por dentro a fin de conocerse mejor como persona, como ser humano.

  5. Y mis perros tan campantes al desnudo, yo fingiendo con una bonita playera que me cubre arriba un poco presentable por si hay una videollamada tu mis jeans feos y cómodos que solo uso para descansar, mientras el vecino se asoma en calzones y tu escrito recrea mi realidad con distintos personajes. Saludos.

    1. Hola Alma:
      ¡Felicidades por tus bienescritos relatos! Gracias por tener este espacio y compartirlos.
      Este ejercicio del encierro nos ha llevado a varias cosas, actividades o ejercicios que se fueron dejando de lado o sencillamente ya no se hacían. Y quizá el más fuerte ha sido el de la introspección. No solo nos alejamos del exterior físico y vivimos dentro de casa; hemos también migrado del exceso cotidiano de pensar únicamente en lo de fuera a un proceso casi olvidado de mirar hacia dentro de nosotros mismos. Y nuestra reacción inmediata de desnudarnos con nosotros mismos. De hacer lo que hacemos con más conciencia y menor automatización.
      Ojalá, al salir de esta hibernación colectiva, el hábito introspectivo permanezca y sea un proceso rutinario que nos humanice y nos permita una mejor interacción con los otros.

      Saludos, un abrazo.

  6. Ves lo que todos venos
    Pero que no vemos y es la negación de lo belleza que tenemos Y que ya no apreciamos Pero sigue ahi intacta y mas mucho mas madura, es tiempo de con tanto del mismo nos detengamos y recorramos nuestro bello presente tan oculto por uno mismo . GRACIAS. Por lograr este alto . Cuidate

  7. No te conozco he llegado a ti por casualidad, pero resulta que no creo en ella. Debo de felicitarte porque describiste muy bien lo que muchos hemos estado viviendo, romper con lo cotidiano y encontrarnos con nuestra naturaleza, físicos imperfectos que son parte de nosotro ser.

  8. Viendo nuestra vida desde dentro, sintiendo cada minuto sin sentirnos atrapados, esperando vernos desnudos en el momento de estar el uno con el otro…
    Maravillosa tu reflexión.

  9. Alma Delia: hace poco te descubrí! Y me has impactado! Tienen un talento increíble! Gracias por describir con tanta magia este episodio de la humanidad.

  10. Me encanta leerte! Ya leí «El Niño que fuimos» que ha sido de mis favoritos en este confinamiento y ya compré «Cuentos de Maldad…»
    Saludos!!

  11. Ufff! Alma que cosa! Yo también vivo sola y este encierro vaya que hace pensar en tantas cosas… te mando abrazo y beso. Ojalá nos volvamos a ver en otra feria de libro, en otra presentación.

  12. … frente a la compu buscando palabras justas para consolar a mi hijo por teléfono, (ambos en nuestra isla) me aparece mágicamente el título «Encerrados y desnudos» … le digo – ¿te leo algo? … conforme leía escuchaba como su respiración se iba calmando y yo me iba agitando conmovida por tal sincronía del encuentro … me dió las gracias, mismas que tiendo iluminadas desde Coyoacán hasta donde quiera te encuentres Alma …

  13. La casa, a la que regresamos desnudos por un consuelo. Gracias Alma Delia por este bellísimo escrito. Leerte me hace más igual, menos temerosa de mis lonjas, de mis nalgas y de mis miedos.

  14. Me encanto lo que escribes . ¡Me da fortaleza para seguir con todo lo que a veces odio hacer , para que estén bien los que conmigo comparten un espacio!

  15. Hermosa reflexion sobre la desnudez, y no tan solo del cuerpo sino tambien del alma al expresar lo que sientes en verdad, lo que vez, lo que escribes y lo das a conocer esa es la verdadera desnudez felicidades y gracias por compartir

  16. El vecino desnudo que es espejo de lo que hay en ese útero abandonado, bellísima la imagen. Gracias Alma Delia. Tu texto me llevó a acomodarme aguuuusto en ese lugarcito íntimo, cálido y libre de nudos sociales.
    Abrazo.

  17. Alma, tengo un grupo de 5 amigas de toda la vida como dicen acá en San Luis Río Colorado. Le he puesto voz a tu artículo y se los compartí por el WhatsApp. La bruja mayor de la Clika de eso hablaba ayer y tú le pusiste las frases, los párrafos, la emoción y el amor.
    Me falta un detalle en el texto: los aretes son largos o chicos, con plumas, brillosos o discretos. Te vi poniéndote los aretes, buscándolos antes de sentarte en la computadora. Te adoro

    1. Es repetido, pero sí es una delicia leerte. Las imágenes que recreas y compartes; las emociones que percibes y traduces todo es emotivo y certero. Síguenos compartiendo tu sentir!! Un abrazo.

  18. Alma Delia estoy un poco en sintonía contigo la apreciación de la desnudez física y moral creo que es en cierta forma algo común dadas nuestras circunstancias planetarias, todos estamos encerrados. También el deseo de gratificar este encierro con dulces y otros placeres gastronómicos que normalmente analizamos si nos convienen. En fin lo que quiero decirte es que me encanta cómo escribes. Y por favor cuídate.

  19. Almadelia , saludos de tu vecino !
    Gracias por mis cinco minutos de fama
    Afortunadamente mis pensamientos a pesar de mi desnudez, quedaron a resguardo.
    Ojalá sigas llenando espacios en mi tiempo con escritos plenos de inteligencia y originalidad
    Sabes que soy tu fan !

  20. ¿Qué tal si aprovechamos el encierro para desnudarnos por completo de los prejuicios, de los miedos, de los odios, de los rencores? y de todo aquello que tanto nos lesiona.

    Una delicia disfrutar de tus letras. Saludos.

  21. Buenas noches Alma Delia me encantó tu escrito «Encerrados y Desnudos» y tus observaciones, que delicia desprenderse de mojigaterias, de censuras, y que delicia poder pasear totalmente desnudo mostrando la belleza de nuestro cuerpo físico y ser digno de la admiración femenina sin morbo pero con la exquisitez de crear pensamientos de deseo. Gracias Alma por compartir tus escritos.

  22. Y es que el pudor no es algo de quita y pon: si se tiene, se tiene para todo. Y además está la estética: que duda cabe de que estamos mejor vestidas que desnudas.
    Es un verdadero placer leerte.
    Besos

  23. Excelente relato. ¿En qué momento»evolucionamos» tanto?
    ¿Qué pasó de la exaltación del cuerpo humano por los griegos al «pudor» de nuestros días?
    La desnudez, tan normal en aquella época y tan censurada ahora.
    Al leer tu escrito (perdón por el tuteo, pero cuando alguien te conmueve como tú, no puedes hablarle de usted).
    Asombra tu talento de extraer una reflexión tan tremenda de algo tan simple y casual, como puede ser ir por la calle y ver que alguien se cae. Hasta ahora no había escuchado sobre ti, pero recibí esta pequeña muestra por guats y creo que podré encontrar más de tu obra que, sin duda, es genial.
    Un saludo afectuoso desde Xalapa, Ver.

  24. Es momento de abrir el alma, sanar asuntos pendientes, disfrutar de la piel, de nuestros pensamientos, el amor propio. De saber qué estamos vivos y agradecer por ello.
    Abrazarse y vivir intensamente desde todos los estados que estamos pasando, al final no está bien ni está mal, solo es y fluir.

  25. Yo soy como esos memes que dicen: necesité una pandemia para darme cuenta que mi estilo de vida es de cuarentena.
    Mi trabajo me lo permite.
    Pero claro; el ambiente se espesa. Se le hace bolas el engrudo.

    De todo esto saldremos, pero no necesariamente mejores. Lo que nos hará sobrevivir y mejorar es la capacidad de ustedes los artistas de darle otra vuelta de tuerca a la realidad.

    Vaya responsabilidad te echaste (echamos) al hombro, querida Alma.

  26. Alma Delia no te conocía. Soy una poeta argentina que he vivido en México. ¡No te imaginas el placer que me dio leerte! Tus palabras son diáfanas, se desnudan como el vecino en su casa, en ese espacio-tiempo de cuarentena en que todes nos quedamos en pelotas. Hasta la orquídea.
    Gracias

  27. Hola Alma,

    Me gustó el texto. Coincido en que la pandemia viene «desnudando» a las personas. Está sacando lo mejor de algunas, y lo peor de otras.

    Por cierto, llegué a tú blog gracias a Twitter. Y en tú cuenta también me enteré del concurso ‘El mundo desde tú ventana’. Estoy interesado en participar, pero tengo un par de dudas respecto a las bases y quizás me podrías ayudar a resolverlas.

    Sí bien el formato de envío es en audio… ¿se debe enviar aparte la versión escrita de la crónica? ¿se manda en Word o Pdf? ¿o sólo basta con el audio?

    Entiendo que la fecha límite para la recepción de audios es el 21 de junio. No obstante, también indican que se anunciarán a los ganadores entre el 20 y 30 de junio. Esto me llamó la atención, ya que los premiados podrían ser anuciados el día 20, es decir, antes de la fecha de cierre. Me parece que la parte de «selección y filtros» no está bien explicada y podría generar confusiones.

    Te agradecería sí es que me puedes ayudar a resolver estas dos inquietudes. Desde ya gracias por tú tiempo.

    Saludos desde Perú,

    Diego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *