14 respuesta a “La combi: ese carro de guerra”

  1. Como siempre una maravillosa columna que refleja una realidad para millones de personas. La solución no es prohibir el uso de autos o desaparecer opciones de transporte público, sino garantizar un servicio de calidad, seguro y accesible para los usuarios.

  2. Pero mira que la vida ya te está recompensando de toda esa batalla, lucha y arriesgue de viajar así, ahora volteas hacia atrás y aunque era muy complicado, difícil y cansado viajar más de 2 horas a l trabajo y otro tanto a la escuela, la vida te está pagando todo eso, saludos mi flacuchis

  3. Viví en el DF.
    Hace 32 años regresé a mi tierra. No tenía sentido. Crecí, disfruté el DF, pero padecí esos trayectos eternos, y los asaltos.
    Ni por error tener una familia en esas condiciones.
    Es un área de la realidad que a nadie, con capacidad de generar un cambio, le importa. Ni a políticos, ni a empresarios.
    Sólo se nota cuando es escándalo del día. Dos semanas y 10 promesas después, todo va a seguir igual.
    Y ¿todavía cuestionan si es válido celebrar la golpiza?
    Cuestionable es ir al ángel a celebrar boludeces.

    Gracias, Alma. Un retrato fiel, externo e interno.

    1. Pero no es un error tener una familia en esas condiciones, Beto, es la vida.
      No hay una forma correcta de la vitalidad, y ninguna ciudad te forma como los monstruos que son DF, Nueva York, Delhi… en fin. Un abrazo

  4. Naci en la colonia Roma ….. , creci siendo un pata de perro. conozco EL antigu.o DF como ningun otro , eso solia decirme a mi mismo .ahora vivo en Philadelphia PA, desde hace 4 lustros..y me pregunto si todavia tengo esos huevos, estomago,agallas para regresar al ‘DF ‘ algun dia ? fui testigo de innumerables eventos , de toda indole . a pesar de que creci en un ambiente hostil , gracias a mi hermano . estaba acostumbrado a ver y recibir putizas ,asaltos , y todas esas cosas que nos quitan lo humano . 2 decadas han pasado y la neta dudo el poder tener ojos para todo esto. saludos desde mi burbuja.

  5. Que saben de trabajo en equipo si no se han subido a una combi…

    Me encanta como escribes, se nota que a ultimas fechas lo haces mas seguido, eso merece mas que un aplauso, merece un abrazo de esos que apachurran el alma y la reconfortan…

    Igual,yo, vivía en tlalnepantla y todos los días iba y venia en metro y pesero, a C.U., en algún momento fueron tantas la veces que me asaltaron que ya hasta conocía a los asaltantes, algunas veces pude bajarme antes pero no era lo mas frecuente, eso me hizo hacer lo suficiente para comprar mi primer auto y si de burla se tratara una semana o dos después de que lo comprara empezó el » hoy no circula», ni quedo mas que reír y seguir adelante, un abrazo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *