Todos pierden

Fotografía: Alberto Alcocer | @beco.mx

Debajo de la ropa de cualquier ser humano siempre hay desafíos por enfrentar: la identidad, los deseos, la historia de represiones sistémicas y temores personalísimos.

No, la ropa no es una frivolidad. Los zapatos nos relatan, cada prenda que nos contiene dice algo de nosotros, no hay objeto sin significado por frívolo que parezca, no hay objeto que no relate una historia. No olvidemos que somos seres simbólicos.

Desde que el mundo es mundo el cuerpo humano ha sido depositario de todo tipo de intereses: artísticos, científicos, comerciales; de la esclavitud a las pasarelas el cuerpo es blanco de intereses múltiples que van más allá del individuo.

Continuar leyendo «Todos pierden»

Dejar la orilla

Fotografía: Alberto Alcocer | @beco.mx

Era febrero del año 2012 cuando entregué mi primer texto para este portal invitada por Alejandro Páez Varela a quien no me canso de agradecer por esta experiencia.

Recuerdo que temblaba al enviar el correo: ¿y si es una mierda? ¿y si nadie lo lee? Yo que ni becas literarias ni reconocimientos oficiales, una advenediza sobreviviente del pandemónium de los empleos de oficina.

Continuar leyendo «Dejar la orilla»

De lobos, criaturas y otras monstruosidades

La humanidad es inseparable de su bestiario.

El tamaño, la apariencia, la capacidad destructiva y la forma en que se enquistan esas bestias en nuestro imaginario colectivo depende de dos cosas: la temporalidad y la capacidad de conciencia.

Cuando digo temporalidad, me refiero a que, según la época, nos resulta terrible tal o cuál práctica, nos resistimos a cruzar tal o cuál puerta para asomarnos al abismo del mal. En nuestra rabiosa ultramodernidad, por ejemplo, tenemos una enfermedad llamada “presentismo”, todo lo queremos juzgar desde el contexto del presente aunque venga de quinientos años atrás.

Continuar leyendo «De lobos, criaturas y otras monstruosidades»